Instala Ubuntu con una máquina virtual (III)

Hemos instalado una versión de Linux dentro del sistema operativo que tenemos instalado en nuestro ordenador, en pasos bastante sencillos y que merece la pena seguirlos para probar la eficiencia de cada una de sus aplicaciones para con nuestro trabajo.

Pero es obligación nuestra concluir las ventajas y desventajas que existen al emular un sistema operativo dentro de otro, algo que inclusive los mismos desarrolladores de Ubuntu presta a los usuarios a manera de una prueba de su software con su LiveCD.

Mencionemos en primer lugar que la memoria que hemos configurado en VirtualBox será limitada a una fracción del total que tengamos en nuestro ordenador, esto debido a que estamos manejando dos sistemas operativos al mismo tiempo, lo cual puede dar determinados problemas de incompatibilidad con inestabilidad en la emulación que hemos hecho.

Debido a que estamos compartiendo recursos de un ordenador, la compatibilidad de cada uno de los dispositivos y periféricos que forman parte del hardware del ordenador, podría estar limitada y por tanto tener algunas deficiencias en cuanto al sonido o a la resolución de la pantalla que se muestre en la emulación. Otro factor que para muchos es un problema, está en el manejo tanto del ratón como del teclado, pues existen algunos ordenadores que debido a la poca cantidad de recursos que tienen, cada una de las operaciones realizadas por estos dispositivos se vuelve demasiado lenta o inestable.

De todos modos no podemos decir que todo en la emulación es malo, ya que si existe algún problema en la ejecución de alguna aplicación en el sistema operativo de Linux, no tendremos el peligro de perder información de nuestro sistema operativo principal que esta en el ordenador; otra de las ventajas está en la forma de administrar el espacio de instalación de Ubuntu, pues en una instalación real el temor más grande de un usuario es tener que pasar esta prueba de particionar el disco duro, en el que si existe algún error de su parte puede borrar absolutamente toda la información de los discos duros del ordenador, lo cual no ocurre en la emulación que se hace con VirtualBox, pues aquí se estima que el espacio configurado para la instalación es un disco duro único que no interfiere en absoluto con las particiones de sistema operativo principal.

VirtualBox nos ofrece solamente una prueba para saber si nos conviene o no instalar Ubuntu (entre otros sistemas operativos), pero esta emulación jamás podrá igualar todas las características y propiedades que se pueden llegar a tener en una instalación real, pues en este último caso el sistema operativo aprovecharía la integridad de cada recurso del ordenador, es decir la totalidad de la memoria RAM así como de la memoria de video y por tanto la resolución de la pantalla del monitor entre otros factores más.