El futuro y presente de los celulares Samsung

El año que viene va a ser el año de Samsung, pues vamos a poder disfrutar de varios modelos nuevos repletos de innovaciones. Llegarán los esperados celulares de gama alta Galaxy S8 y S8 Edge, además del revolucionario Galaxy X. Este último ha creado una gran expectación debido a su pantalla flexible, que según dicen los rumores, podrá doblarse de manera parecida a un libro.

“Project Valley” es el nombre del proyecto donde se trabaja el desarrollo del nuevo Galaxy X desde hace un tiempo. Aunque varias fuentes apuntaban a que este año sería cuando viese la luz, se espera que lo haga finalmente el próximo mes de mayo. Según se puede ver en el anuncio promocional de la compañía, este teléfono, con una pantalla de entre 5 y 6 pulgadas, se doblaría a la mitad y podría guardarse en el bolsillo ocupando la mitad de espacio. Así pues, se trataría en realidad de un dispositivo con dos pantallas unidas.

samsung

Otra característica que se ha otorgado al próximo Galaxy X es la aparición de una pequeña pantalla externa que podría observarse al cerrar el celular. En ella podríamos ver diversos elementos, tales como llamadas perdidas, notificaciones de aplicaciones o mensajes. Se presume también que el dispositivo de cuerpo Unibody contará con el patrón de subpixels PenTile y una resolución 4K propia de los últimos Smartphones del mercado.

Tanto el Galaxy X como el resto de teléfonos nuevos que se esperan para el próximo año son la evolución de los dispositivos más exitosos de la marca, por lo que si buscas un celular Samsung mientras esperas a los nuevos, puedes adquirir el que prefieras en T-Mobile. Comprando el Galaxy S7 Edge, por ejemplo, puedes conseguir gratuitamente unas Samsung Gear VR o una tarjeta de memoria de 256 GB. Para poder conocer más a fondo qué más nos depara el nuevo Galaxy X, comentaremos a continuación algunos de los teléfonos actuales más exitosos de Samsung.

El Galaxy S6 Edge, por su parte, cuenta con una cámara de 16 MP y un rápido procesador que lo hace uno de los más potentes del mercado. Además, gracias a su sistema Fast Charging, que posiblemente se aplique en el Galaxy X, recupera su carga de forma más veloz. El X pretende mejorar todavía más su nivel y usar un procesador Samsung Exynos 8890 (utilizado actualmente por el Galaxy S7) o un Snapdragon 820 de Qualcomm. El sistema People Edge del S6 Edge, que nos permite tener cinco contactos en favoritos para acceder a ellos deslizando un borde de la pantalla, también se espera encontrar en el Galaxy X.

Si el esperado Galaxy X acaba siendo como promete, dará luz verde a un nuevo mercado de teléfonos con pantallas flexibles capaces de convertirse en tabletas aunque ocupen la mitad en un bolsillo. Para contrarrestar, se rumorea que Apple podría presentar un nuevo celular con tecnología OLED y pantalla curva, pero habrá que esperar al próximo año para verlo.