Formas y tipos de accesos remotos

Aunque parezca increíble, sin darnos cuenta muchas de las veces trabajamos de manera remota con muchos ordenadores que se encuentran instalados en una oficina, o inclusive en el mismo hogar.

Específicamente, una acción remota viene a ser la ejecución de las funciones o propiedades de un ordenador cuando nos encontramos en otro completamente diferente.

Esta acción remota de poder gestionar a algunas de las propiedades de un ordenador tiene relación directa con los valores de direcciones IP que disponen cada uno de estos ordenadores en los cuales se va a trabajar de esta manera. Digamos por ejemplo que existe una red local en la cual están conectados un número determinado de ordenadores, para poder ejecutar desde el ordenador número 1 a un archivo de Microsoft Word que se encuentran el ordenador número 2, se requiere que en ambos equipos se encuentre instalada la aplicación que te puede abrir a este tipo de documentos.

Lo que hemos mencionado es un ejemplo bastante simple de cómo realizar una acción remota desde un ordenador hacia otro; pero existen otras formas más especializadas de poder realizarlo, para lo cual muchas de las veces se ven implicadas algunas aplicaciones tal como es el caso de la conocida como VNC, la cual es gratuita y libre de uso para todo usuario, y con la que se puede modificar funciones más especializadas desde un ordenador hacia otro, tal como es el caso de poder configurar remotamente las propiedades y características de hardware de un ordenador diferente al que estamos manejando.

Otro sistema que nos permite manejar un ordenador de manera remota se encuentra por medio de aplicaciones web, lo cual es de mucha utilidad a la hora de tener que manejar determinadas condiciones de un ordenador desde un punto muy distante y desde otro equipo, para lo cual sólo es necesario tener un buen navegador así como una gran colección de Internet.