Formas de desinstalar una aplicación en Windows

Si en un momento determinado hemos instalado una nueva aplicación en nuestro sistema operativo y éste empieza a fallar e inclusive no se acaba de iniciar, entonces tenemos que optar por algunas alternativas para poder recuperar el correcto funcionamiento de Windows.

Aquí tenemos que asumir principalmente 2 casos, siendo uno de ellos en el cual si se inicia el sistema operativo o, en caso contrario,  que este no se acaba de ejecutar.

En el primer caso, las alternativas para des-instalar a alguna aplicación que esté creando conflicto en el sistema operativo, vienen a ser las siguientes:

  • Primeramente tenemos que dirigirnos hacia el panel de control, y luego hacia “agregar o quitar programas.” En Windows  7 tendremos, en cambio,  que seleccionar “Características
  • Otra de las formas para la des instalación de una aplicación, viene a estar en el grupo formado por el programa mismo, en donde debemos de elegir la opción de “des-instalar
  • y para asegurarnos que la des-instalación sea efectiva con el paso anterior, también podríamos dirigirnos al editor de registro (habiendo sacado previamente una copia de seguridad del mismo), y eliminar cada una de las entradas que hagan referencia a la aplicación instalada.

Una opción extra podría ser la de acudir a una de las aplicaciones útiles que existen en Internet.

Este tipo de procedimientos no implican mayor problema, debido a que los resguardos que podemos adoptar desde el mismo sistema operativo. Pero la situación puede complicarse si él mismo no acaba de iniciarse, debiendo para ello de trabajar en “modo seguro” luego de haber iniciado la computadora.

Pero en modo seguro la des-instalación de una aplicación no tiene efecto, debido a que Windows Installer no se ejecuta, debiendo entonces de habilitar algunas de las propiedades de Windows para que la desinstalación del software que está causando el problema, pueda realizarse.

Una aplicación muy fácil y sencilla de adoptar y que servirá para nuestro propósito, es SafeMSI, la cual es completamente gratuita y que activará todo lo que sea necesario en Windows Installer para que la desinstalación pueda ser ejecutada.