Eliminar la pereza informática

Como todo en la vida, para la pereza infórmatica también existe una solución (o varias depende del número) que podemos llegar a adoptar para que nuestro sistema operativo tenga un mejor comportamiento y que nos pueda presentar una buena interfaz de trabajo.

Así como habíamos enumerado cuáles son los síntomas para una pereza informática, en este artículo daremos continuidad ha dicho tema pero dando una solución un poco técnica de lo que se debería de realizar para evitar tener un sistema operativo en tal estado.

Borrar íconos innecesarios. Cuando recién instalamos a nuestros están operativo de Microsoft Windows podemos ver que trabajamos con más gusto y agrado, debido a que la interfaz del escritorio tiene los elementos más indispensables para nuestro trabajo, por lo cual para limpiar el excesivo número de accesos directos que pueda encontrarse en dicho escritorio, lo que podemos hacer es una limpieza del mismo de la siguiente forma:

  • Hacemos clic con el botón derecho en nuestro raton en un lugar vacío del escritorio (si es que hay uno vacío).
  • Del menú contextual escogemos “propiedades de pantalla”.
  • En la interfaz mostrada, elegimos “personalizar escritorio” y de manera inmediata seleccionamos la opción “limpiar escritorio ahora”.

Con este procedimiento eliminaremos aquellos accesos directos menos usados en el sistema operativo; podemos también usar alguna de las aplicaciones útiles que siempre están dispuestos en Internet para tal función.

Borrar íconos en la bandeja de sistema. Esta es una tarea realmente fácil que podemos realizar de forma manual y sin complicaciones, ya que sólo tenemos que seleccionar a aquellos íconos que no usamos tan frecuentemente, y aplicar en ellos la función de “agarrar y soltar” hacia la papelera de reciclaje. El procedimiento tendremos que hacerlo uno a uno ya que nosotros como usuarios sabemos cuáles deben de estar presentes según sea nuestro entorno de trabajo.

Quitar las barras de herramientas del navegador. Para esto podemos tener dos alternativas diferentes, siendo por ejemplo en el caso de aquellas barras que nos ofrecen una radio en línea, que se las puede quitar desde la opción de Microsoft Windows que dice “agregar o quitar programas“. Otra opción es entrar en la configuración del navegador y eliminar a cada una de estas barras según sean las no que utilicemos.

Desactivar menús contextuales. Para esto no hay otra opción sino más que entrar al editor del registro del sistema, para ubicar aquellas funciones que hemos adicionado y que ya no queremos utilizar, para lo cual seguimos los siguientes pasos:

  • Hacemos clic en “inicio”.
  • Llamamos a nuestro comando de Microsoft Windows “ejecutar”.
  • Y hacemos el llamado del editor de registro escribiendo “regedit”.
  • Aquí lo único que tenemos que hacer es seguir la ruta: HKEY_CLASSES_ROOT*shellexContextMenuHandlers.

Se nos mostrará todos y cada uno de los menús contextuales que existen en el sistema operativo, pudiendo borrar los que menos utilicemos para liberar un poco más del trabajo a nuestro ordenador.

Desactivar las opciones de notificación. En realidad este es un procedimiento que puede llegar a realizarse con la ayuda de alguna de las aplicaciones útiles dedicadas para el efecto, existiendo además otras opciones más. Una es seleccionando la opción que dice “no mostrar más este mensaje” que generalmente aparece en la interfaz de estas ventanas de notificación. La otra opción en cambio se la debe de tomar en cuenta al instante mismo de instalar alguna aplicación, en donde se nos pide a manera de confirmación, si deseamos recibir notificaciones de alguna actualización cuando ésta se encuentre en la red, para lo cual simplemente debemos de declinar en tal sugerencia.