Elaborar un disco de reparación para Windows 7

En cada una de las versiones de Microsoft Windows que hemos conocido, siempre hemos tenido la precaución de haber preparado a nuestros “discos de emergencia,” algo que puede ayudarnos en un momento determinado entre el sistema operativo llegue a colapsar.

Cuando disponíamos de nuestra versión de Windows XP, poder fabricar nuestros discos de emergencia era una tarea sumamente fácil, ya que dicho procedimiento se podría  realizar con un clic en el botón derecho del ratón sobre la unidad de diskette, para poder elegir la opción de “formatear disco” pero con la adición de los correspondientes archivos del sistema.

En esta nueva versión de Windows 7, también disponemos de una función para poder crear un disco de recuperación del sistema operativo, algo que debemos de realizar casi inmediatamente luego de haber instalado al mismo en nuestro ordenador, pues en el caso de un colapso de nuestra computadora, podríamos reparar a este sistema operativo si es que disponemos de la información adecuada.

El procedimiento para poder realizar un disco de recuperación de Windows 7 es de lo más simple y sencillo que alguien pueda imaginar, ya que simplemente se requieren unos cuantos clics para obtener nuestro objetivo planteado. De manera específica, sólo tenemos que seguir los siguientes pasos para obtener a este disco de recuperación:

  • En primer lugar nos dirigimos hacia el inicio de Windows.
  • El espacio destinado a la búsqueda, debemos de escribir la sentencia “recdisc“, cuyo término en inglés viene a ser “Record Disc“.
  • Una vez hecho esto, una pequeña pantalla aparecerá en la mitad de nuestro escritorio de trabajo, con la unidad grabadora de discos dispongamos en el ordenador.

De esta manera, es que debemos re-colocar en nuestra unidad grabadora a un disco virgen, debiendo posteriormente debe hacer clic en la opción “crear disco“, con lo que el proceso empezará de forma automática.

Es aconsejable no trabajar en ninguna otra aplicación mientras este proceso se lleva a cabo, esto con el fin de que tanto la lectura de los datos dispuestos en el disco duro, y que serán grabados a la unidad de disco DVD no lleguen a sufrir algún daño