El microprocesador y el overclocking

En realidad el overclocking es una tarea de la que algunos proveedores de ordenadores se valían para poder incrementar la velocidad de sus procesadores y anunciarlos como de mayor efectividad.

ancient-overclocking-17

Aunque es una práctica ilegal, porque se está alterando la velocidad de dichos procesadores, hay algunos usuarios que por cuenta propia lo han hecho con buenos y malos resultados.

Como todo en la vida, muchas cosas pueden realizarse con consecuencias positivas o negativas; por ejemplo como se mencionó antes, si alguien desea hacer un Overclocking en su procesador tendrá que aceptar las posibles consecuencias, ya que el forzar (no es lo mismo que aumentar) la velocidad de un procesador, éste generará más calor porque como es lógico, dicho procesador tendrá nuevas acciones a tomar.

Otros de los puntos negativos que se pueden mencionar es que un procesador alterado es la inestabilidad que sufrirá dentro de un sistema operativo, pudiendo en determinados casos verse un apagado del ordenador o un volcado de memoria por no encontrarse preparado para tal velocidad alterada.

Pero son un poco de suerte, para quienes lo han hecho podrán haber notado que el incremento de velocidad les ha dado buenos resultados, no viéndose que hayan sistemas colgados o aplicaciones dentro del sistema con un nivel de inestabilidad.

El día de hoy ya es muy difícil encontrar sistemas de procesadores que puedan ser Overclokeados, ya que Intel (como muchas otras firmas) han visto la necesidad de parar esa práctica, ya que en determinada forma incidía en la vida útil de todo el ordenador.

Es mejor como recomendación trabajar con las velocidades que recomienda la firma o la casa que ha fabricado dicho procesador para no tener problemas posteriores.