Crear un disco de arranque

Cuando instalamos nuestro sistema operativo por lo general el proceso se realiza sin ningún problema ni inconveniente, pero en el proceso de tal instalación siempre se nos sugiere que podamos realizar la creación de discos de inicio o de arranque, para una eventual falla de nuestro sistema operativo.

diskette

Es importante poder tener éste tipo de recurso debido a que cuando nuestro sistema operativo basado en Microsoft Windows falla por alguna razón y éste no se inicia de manera normal, al querer restaurar a dicho sistema operativo para una reparación, se sugiere el ingreso de cada uno de esots discos de inicio, los cuales tienen la posibilidad de recuperar los archivos de inicio perdidos del sistema operativo.

Pero si por alguna razón no realizaste esta acción de discos de inicio o de rescate, puedes hacerlo también una vez que has instalado el sistema operativo, siempre y cuando éste se inicie, a pesar de que podrías realizarlo desde otro ordenador que contenga la misma versión de sistema operativo que tenías en el tuyo.

Para realizarlo solo tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Dirigirse al “panel de control”.
  • Allí ejecutar en “agregar o quitar programas”.
  • Buscamos la localización de “Propiedades de agregar o quitar programas”.
  • Seguidamente elegimos en “Disco de inicio” y le damos click en aceptar.

Con éste método nuestro diskette será formateado y se instalarán los archivos necesarios para que nuestro ordenador pueda arrancar con un diskette de inicio, para determinadas funciones basadas en DOS.

Si por alguna razón requieres de los discos de instalación o de recuperación que Windows te solicitó realizar en un momento determinados de la instalación del sistema operativo, se te sugiere ir al enlace propuesto en la parte inferior, mismo que es el sitio oficial de Microsoft.

Enlace: Disco de arranque