Cómo reparar un celular que cae al agua

Los teléfonos celulares o móviles, tienden a tener accidentes comunes, como caer al agua. Si nos llega a ocurrir esta situación, no debemos entrar en pánico, y por ningún motivo, debemos soplar el dispositivo, ya que empeoraríamos la situación. Es importante tomar la situación con calma, y Smartphone que cae al aguarealizar algunas técnicas simples para tratar de minimizar el daño, con suerte, sólo pasará a ser un susto. En este artículo, veremos algunas acciones que se pueden realizar para reparar el dispositivo móvil (celular) que cae al agua, o cualquier otro gadget parecido.

Retirar la pila (batería) 

El primer paso que debemos dar y quizás el más importante, es retirar la batería del Smartphone o móvil (o cualquier otro dispositivo) que ha caído al agua. Este paso, debe hacerse casi de inmediato de suceder la caída al agua del móvil, ya que mientras más tiempo pase, mayor posibilidad de daño al integrado hay. La batería, la retiraremos rápidamente, sin apagar el dispositivo. También, debemos retirar el chip del móvil para evitar reacciones con el agua que lo puedan dañar.

Desarmar el móvil 

Este paso es delicado, pero necesario, ya que nos permitirá minimizar el daño en el equipo. Por lo general, necesitaremos un destornillador, así que debemos retirar la tapa principal y la del teclado, para proceder a la limpieza y al secado. Si no es un experto, desarme hasta donde crea usted que podrá realizar esta acción, sin dañar aún más el dispositivo mojado.

Desarmar el móvil

Secado preliminar 

Una vez abierto el dispositivo, secamos las piezas (lo más que podamos) con una toalla sin tiras o de microfibra. Debemos utilizar una toalla absorbente, y con mucho cuidado, para evitar dañar algún integrado.

Secado a fondo 

Ahora, secaremos por completo el móvil. Para hacerlo, utilizaremos un cepillo de dientes suave y seco, además de una lata de aire comprimido. Trataremos de dejar cada integrado completamente seco. Luego, podremos utilizar un hisopo con alcohol isopropílico para limpiar los contactos.

Otra manera de secarlo, un poco menos técnica, es colocar el móvil en un recipiente lleno de arroz. Ya que estos cereales son sumamente absorbentes, retirarán toda la humedad del móvil, debemos cubrir todo el aparato con arroz y dejarlo así, por lo menos un par de días. Luego, lo sacamos y utilizamos aire comprimido y un cepillo de dientes suave para retirar cualquier partícula que quedara en el móvil.

Secado con arroz

Armando el móvil 

Ahora, sólo resta armar nuevamente el móvil, colocarle el chip y la batería y luego encenderlo. Debemos asegurarnos de haber retirado toda la humedad antes de encenderlo. Si el daño no fue a mayores, el movil deberá encender sin contratiempos.