Cómo reconocer un Virus

A mas de que los antivirus nos puedan ayudar, es necesario tomar algunas consideraciones que pondré de ejemplo, de cómo es fácil una infección.

pic_virus

Un día determinado me encontré con un amigo que se quejaba mucho sobre las fallas de Windows y a pesar de que traté de explicarle las razones, nunca me escuchó y su solución era, vender todos sus equipos y alquilarlos en algún otro lugar.

Créanme que esa es la solución de quien no se adapta, pues algo que me faltó decirle es, “Si compraras licencias verdaderas y no piratas, no tendrías tantos problemas”. Bueno, este caso lo comento porque se dio el caso de que este amigo requería que se le instale un programa “X”, y cuando lo intenté vi algo que hace mucho me había pasado, y quiero compartirlo con todos.

Al querer instalar un programa “X”, abrí simplemente la carpeta del mismo y vi lo que pueden apreciar en la figura de abajo, lo cual no es nada grave, pues es un programa con su generador de número de serie.

pirata-1
Al hacer doble click sobre el icono del software, éste no se ejecutaba, se hizo click muchas veces y no respondía. Hasta a los mejores les pasa, pues pensé que era incompatibilidad de Windows. Luego recordé sobre los tipos de infección y no saben mi expresión. Ese instante hice click en el icono del software con el botón derecho y vi que el Winrar (de evaluación) me indicaba una opción extra, “open with winrar”, lo cual ya me dio un antecedente de lo que había pasado, pues muy raramente un software empaquetado se deja abrir.

pirata-2

Al abrir con Winrar, me di cuenta que habían dos aplicaciones dentro de ésta supuesta aplicación verdadera, una era la propia aplicación “X” y la otra una llamada “downloader.exe”. Estos son los típicos archivos que nos infectan al ordenador, pues ejecutan comandos que a la larga darán mal funcionamiento a nuestro equipo.

pirata-3

Lo que hizo el tal “hacker” es, tomó el software original y junto con el archivo infectado los empaquetó en otro con nombre similar al del software original, cambiando además la forma del icono para que parezca real.

Si adquieres un software pirata, tienes que asumir la responsabilidad de lo que adquieres, porque al igual que al pirata le falta un ojo, al software pirata le faltan seguridades y le sobran infecciones.