Recargar cartuchos de la impresora

Si tu impresora de inyección de tinta cuenta con cartuchos recargables, tendrás la posibilidad de ahorrarte un buen dinero, recargándolos con tinta, prolongando el tiempo de vida útil de cada cartucho. Para realizar este procedimiento, necesitas un kit de recarga, pero si no lo tienes, puedes crearte uno. Eso sí, debes ser muy meticuloso durante el proceso para evitar daños en los cartuchos, que a la larga puedan destruir tu sistema de impresión. En este tutorial, vamos a describir detalladamente cómo recargar cartuchos de impresora de forma segura y simple, para que puedas hacerlo como todo un profesional.

Qué debo conocer antes de recargar los cartuchos de la impresora

Antes de iniciar cualquier proceso de recarga, debes saber si tu impresora de inyección de tinta, permite la recarga de cartuchos. Algunos modelos no lo permitirán, pero si tienes HP, de seguro, podrás hacerlo. Otras marcas también permiten la recargar cartuchos. Además, debes conocer el estado del cartucho. Si ha sido recargado antes, no debes exceder las tres recargas consecutivas o comenzará a perder calidad e incluso, dañarse el cartucho.

Recargar cartuchos de tinta para la impresora

Cartuchos recargables

Materiales para recargar cartuchos de tinta

Lo ideal es tener un kit comercial para recargar cartuchos, ya que cuentan con todos los elementos necesarios para realizar dicha tarea. Sin embargo, podemos crear nuestro propio kit, con los siguientes elementos:

  • Una jeringa o inyectadora para cada color de tinta a recargar (uno negro y uno para cada color).
  • Guantes de látex.
  • Tinta para recarga.
  • Paños secos de algodón.
  • Hisopos.
  • Unas pinzas (opcional).
  • Cinta pegante y trozos pequeños de cartulina (opcional).

Una vez que tengas todos los elementos necesarios para recargar cartuchos de tinta para tu impresora, debes elegir un lugar cómodo para realizar la recarga. Por lo general, se utiliza una mesa o superficie sólida y plana, que previamente hemos protegido con papel periódico o papel bond, para evitar manchas.

Donde se almacena la tinta dentro del cartucho 

recargar cartuchos de impresora HP

Cartucho recargable

Los cartuchos de tinta almacenan la tinta en una esponja embebida dentro de su carcasa. Para rellenar estas esponjas, debemos retirar las pegatinas o etiquetas identificadoras de la parte superior de los cartuchos (en donde sale el modelo y el color). Justo allí debajo, hay que identificar los agujeros por donde se debe inyectar la tinta al receptáculo. En los modelos de cartuchos grandes se puede acceder a estos agujeros lateralmente, sólo hay que retirar una especie de tapa metálica o de goma que cubre una tapa de hule unida a la esponja. Es en estos lugares por donde debemos colocar la punta de la jeringa, e inyectar la tinta. No hay que guiarse por la secuencia de color de las pegatinas (en cartuchos de color HP), hay que asegurarse bien cuál es el color de cada receptáculo, en la guía de fabricación del cartucho o podremos tener una sorpresa desagradable.

identificar orificios para recargar cartuchos de tinta

Orificios de recarga de cartuchos de inyección de tinta

Preparándose para recargar el cartucho

Si cuentas con un kit profesional o comercial, podrás limpiar el cartucho antes de la recarga con una herramienta adecuada, que por lo general, limpia los inyectores. En el caso que no dispongas de dicha herramienta, podemos utilizar papel o una tela que no contenga pelusa y limpiar con mucha suavidad los inyectores del cartucho, para no dañarlos.

Una vez identificados los agujeros de recarga (en el caso de los cartuchos tricolor), debemos llenar la jeringa con la cantidad de tinta necesaria para recargar cartuchos de manera adecuada. Para ello, debemos colocar 4 cc de tinta para cartuchos pequeños (es decir, cuatro líneas de la inyectadora) y 6 cc de tinta para cartuchos grandes (6 líneas de la inyectadora). Ahora, introducimos la aguja de la inyectadora con un ángulo de 45 grados de inclinación o similar en el agujero de recarga, y vamos adicionando la tinta dentro del cartucho poco a poco, sin forzar la jeringa. De esta manera, aseguraremos una carga segura que no tape los inyectores y que la aguja no dañe la capa de hule protectora del cartucho.

como recargar cartuchos de tinta

Recargando cartuchos

Luego de introducir toda la tinta dentro del cartucho, retiramos la jeringa y tapamos el agujero (si es que hemos sacado alguna tapa protectora). A continuación, colocamos nuevamente la pegatina, en el caso de ser HP). Ahora, procedemos a retirar un poco de tinta por la parte inferior del cartucho, si son cartuchos pequeños y contamos con la herramienta del kit profesional, aunque no es necesario, es muy recomendable). Luego, colocamos los cartuchos en la impresora. Si los vamos a transportar a otro lugar, es recomendable tapar los inyectores con un pequeño trozo de cartulina y pegarlos al cartucho con cinta pegante, para evitar que la tinta se seque (tal cual como vienen de fábrica).

Cómo prevenir errores de recarga 

Máquina para recargar cartuchos

Máquina de recarga de cartuchos

Una vez hecha la recarga se pueden presentar algunos errores que por lo general, son falta de atención en el proceso, para evitar estas sorpresas desagradables debemos:

  • Inyectar tinta tal cual como viene en el depósito de tinta, nunca diluirla con agua.
  • No adicionar aire al cartucho, para evitar dañar los inyectores.
  • Nunca mezclar tinta dentro de los cartuchos.
  • Limpiar con cuidado los contactos, para evitar posibles fallas de reconocimiento del cartucho.
  • Utilizar el software de detección de nivel de tinta y nunca permitir que el cartucho se quede sin tinta, recargar antes de que esto suceda.

Como puedes ver, el proceso de recarga es sencillo y te podrá ahorrar una buena cantidad de dinero.