Cómo proteger tus bases de datos

Las bases de datos son vitales para cualquier empresa o negocio, así como, en centros educativos y hasta en su uso doméstico. Es por esta razón que es indispensable mantenerlas protegidas ante cualquier intrusión o inconveniente externo. Por ello, hemos preparado este artículo donde te enseñaremos cómo proteger tus bases de datos.

Primeros pasos: Protección anti robo 

Si cuentas con una base de datos comercial es recomendable que registres tus datos en un ente oficial de protección de datos para evitar el robo empresarial y de ser así, poder tomar medidas legales en contra de los delincuentes informáticos. Las leyes contra delitos informáticos varían según el país. Así que infórmate bien realizando algunas búsquedas en Google o acudiendo al ente respectivo en tu país de origen.

Base de Datos

Base de Datos. Image de: Denise Chan. Bajo licencia: CC BY-SA 2.0.

Por supuesto que mantener el equipo que tiene la base de datos bien actualizado en cuanto a software, disminuirá el riesgo de ataques cibernéticos y le dificultará la tarea a los delincuentes informáticos. Tener un buen sistema de protección y el sistema operativo al día ayudará mucho.

Asimismo, utilizar un buen Firewall de base de datos será una de las elecciones que deberás tomar para evitar riesgos grandes y la pérdida de información vital.

Proteger tu base de datos desde adentro 

Por demás está decir que debes tomar medidas preventivas para evitar malos ratos con tu base de datos. Lo primero que debes hacer es simplemente ocultar las tablas o columnas vitales o confidenciales, o en el peor de los casos limitar su uso a sólo lectura para disminuir el riesgo de robo de información.

Es importante impedir a toda costa que los usuarios puedan modificar los datos de las tablas, a menos que sean el personal autorizado para ello.

Crear contraseñas fuertes de administrador y de usuarios con privilegios es una de las mejores opciones que podemos tomar para proteger nuestras bases de datos.

Arquitectura de base de datos.

Arquitectura de base de datos. Image de: Marcel Douwe Dekker. Bajo licencia: CC BY-SA 3.0.

Adicionalmente, para protegerlas al máximo, los usuarios no autorizados sólo deben poder ingresar datos, de modo que no se pueda sustraer nada ni modificar nada.

Crear grupos de trabajo específicos para realizar tareas dentro de la base de datos, es lo más recomendable para restringir accesos y para limitar las responsabilidades de los usuarios que tienen acceso a nuestra base de datos.

Las anteriores, son medidas sencillas pero bien eficientes y poderosas que pueden proteger nuestras bases de datos ante la mayoría de los riesgos a las que puedan estar expuestas.