Cómo proteger las computadoras del calor

La temperatura del ambiente, es un factor importante que hay que tener en cuenta cuando estamos trabajando con ordenadores, ya que una temperatura extrema podría mermar el funcionamiento del equipo e, incluso, pudiese dañarlo. Si a esto le sumamos el calentamiento natural de trabajo del equipo, estaríamos hablando de altas temperaturas de funcionamiento, es por esta razón, que es indispensable tomar las medidas necesarias para proteger a nuestros PC’s del calor excesivo.

Sistema de protección UPS

Figura 1: Sistema de protección UPS

Efectos del calor en los equipos informáticos

El calor excesivo puede afectar de maneras distintas el rendimiento de los equipos informáticos, uno de los puntos sensibles es sin duda alguna, el CPU del equipo, ya que presenta altas temperaturas de trabajo, que si se suma a altas temperaturas del ambiente, podría evitar que se enfríen los dispositivos de trabajo, como el procesador, pudiendo generarse daños o apagado del equipo, traduciéndose en pérdidas de datos y costos en reparaciones.

Otro punto a tomar en cuenta cuando hablamos de calor, es el calentamiento súbito de los monitores o pantallas. Este fenómeno, puede presentarse incluso en los modernos monitores LCD, por lo tanto, hay que tomar medidas para no exceder la temperatura óptima de operación.

En muchos países de Latinoamérica, al llegar el verano se presentan fallas eléctricas debido a un mayor consumo de energía, esta situación es bastante riesgosa para los ordenadores que sufren el cambio de tensión eléctrica e incluso, pueden tener fallas en el suministro de electricidad presentado daños a los dispositivos de hardware o pérdidas de datos.

protector de calor para portátiles

Figura 2: Protector de calor para portátiles

Cómo evitar daños por calor en los PC’s

Existen muchas medidas que podemos tomar para evitar que una ola de calor o una situación de altas temperaturas, puedan averiar o afectar nuestros equipos informáticos. A continuación, presentamos un grupo de acciones que pueden disminuir considerablemente el riesgo de daño en nuestros equipos:

Proporcionar una ventilación adecuada

sistema de enfriamiento para PC

Figura 3: Sistema de enfriamiento para PC


Mantener una ventilación adecuada en el área de cómputo es de vital importancia, ya que permite que la transferencia de calor entre el CPU, el monitor y otros dispositivos con el ambiente se desarrolle con normalidad e incluso, puede permitir una velocidad superior de transferencia de calor y facilitar el enfriamiento de los equipos. También, es de utilidad, ya que en el caso de una falla eléctrica, puede prevenir un incendio y permite desalojar con eficiencia humo u otro tipo de gases.

En la segunda parte de este artículo, estaremos complementando algunas tareas que se pueden poner en práctica para evitar que las olas de calor puedan afectar nuestros equipos informáticos y de esta manera, poder evitar daños y pérdidas de datos.

Instalar sistemas eficientes de enfriamiento

Al mantener altas temperaturas de operación, el CPU necesita imperativamente un sistema de enfriamiento eficiente para mantener la temperatura dentro del case en condiciones ideales de operación. Para lograr esto, es recomendable instalar sistemas de gran eficiencia, como coolers y enfriadores de última tecnología o los famosos HeatPipes. Así, podemos mantener una temperatura de trabajo bastante aceptable y evitar daños en los equipos.

Enfriador para laptop

Figura 4: Enfriador para laptop

Por supuesto, esta medida requiere una alta inversión pero los resultados valen la pena. Se puede obviar mejorar el sistema de enfriamiento de los CPU, pero hay que mantener la temperatura externa lo más baja posible para evitar sobrecalentamientos y, es recomendable, utilizar software de control de temperatura para el procesador.

Mantener la temperatura del área de trabajo lo más baja posible

Mantener bajas temperaturas en el área de trabajo, se puede lograr mediante el uso de equipos de acondicionador de aire o splits, de manera que podamos tener una temperatura recomendada entre los 20 y los 25 grados Celsius, para evitar grandes consumos energéticos y que se pueda trabajar en un ambiente lo más ideal que se pueda.

Cooler para portátiles

Figura 5: Cooler para portátiles

Si tenemos la opción de trabajar a menor temperatura, mucho mejor, aunque esto implique un gasto extra. De no poseer sistemas de acondicionamiento de aire, se pueden utilizar varios ventiladores para mantener la temperatura del área de trabajo lo más fresca posible.

Utilizar protectores para las tomas eléctricas

Las altas temperaturas pueden crear fallas eléctricas de importancia, es por esta razón, que mantener nuestros equipos protegidos ante fallas eléctricas es vital. Para ello, debemos utilizar equipos UPS o en su defecto, varios reguladores de voltaje. La ventaja del UPS es que nos dejará tiempo de energía suficiente para apagar el equipo en caso de una interrupción o falla eléctrica.

Enfriador para procesadores

Figura 6: Enfriador para procesadores

Otras medidas de consideración

Si se trabaja con un portátil, es recomendable utilizar un aparato enfriador debajo de este para mantener una ventilación y temperatura de operación adecuada (especialmente la del procesador). En caso de ser posible, es recomendable retirar la batería de estos equipos cuando las temperaturas son elevadas, de esta manera, evitaremos una merma en la capacidad de carga de estos dispositivos.