Cómo prevenir daños en el ordenador y evitar pérdidas de datos

Mantener nuestros ordenadores funcionando de forma eficiente es una tarea ardua, pero necesaria, ya que optimizar su funcionamiento previene que tengamos que reemplazar alguna pieza o dispositivo de hardware que se dañe, y también, evita que experimentemos alguna pérdida de información grave en nuestros sistemas informáticos. En este artículo, veremos algunas tareas para prevenir daños en el ordenador y evitar la pérdida de datos de nuestros dispositivos y equipos informáticos.

ordenadores

La prevención comienza con un buen trato

La prevención de daños en nuestros ordenadores se relaciona directamente con el uso y el trato que les demos a nuestros equipos informáticos. Una de las maneras más simples de prevenir cualquier daño, es evitar tratar mal a los equipos o someterlos a condiciones de trabajo riesgosas.

Para lograr esto, sólo debemos colocar el equipo en un lugar realmente seguro en donde no pueda caerse o experimentar un golpe brusco que pueda mermar el funcionamiento de dispositivos de hardware. Por supuesto, debemos evitar manipular con fuerza excesiva los dispositivos, como teclados, mouse y unidades de disco. También, es importante mantener el equipo lo más protegido posible ante la humedad o derrames de líquidos que puedan dañar las piezas de hardware.

SUpresor de picos

Limpieza, primera herramienta de protección

La limpieza es la columna vertebral de la prevención de daños en el CPU y otros dispositivos del ordenador, es por esta razón, que debemos limpiar el equipo periódicamente, ya sea retirando el polvo externo de los equipos, o simplemente, realizando un mantenimiento de limpieza al CPU. Para ello, tendríamos que abrirlo y realizar una extracción profunda del polvo que se adhiere a los sistemas de ventilación y a las tarjetas.

Si no sabemos realizar el mantenimiento, sólo debemos evitar el polvo en las cercanías y carcasas de los equipos y llevar el ordenador a servicio técnico por lo menos una vez al año. Una manera simple de evitar el polvo, es utilizando forros protectores cuando no estemos utilizando el ordenador.

Protección eléctrica

La protección eléctrica de los equipos es quizás una de las medidas más importantes, ya que las variaciones de la electricidad pueden causar mella en los dispositivos de hardware, llegándolos a inutilizar, y ocasionando la pérdida de información importante. Es por esta razón, que contar con medidas para la protección eléctrica es muy importante.

Quizás la primera tarea de protección que debemos realizar es hacer un aterrado correcto de los equipos informáticos. Cuando realizamos la conexión a tierra de manera efectiva, evitamos que la energía eléctrica en exceso pueda dañar el equipo, expulsándola directamente a una pared o tubería. Por lo general, los enchufes modernos cuentan con tres patas, la pata que no es positiva ni negativa está hecha para aterrar los equipos y no es conveniente retirarla del enchufe. Si no sabes como instalar un tomacorriente aterrado, es recomendable buscar un buen electricista.

Estabilizador

Otro punto destacable en la protección eléctrica, es utilizar equipos de hardware orientados a suprimir picos eléctricos y regular el voltaje, de esta manera, nos protegeremos de cualquier eventualidad en el estado de la electricidad. También, existen equipos que nos protegen de la ausencia de electricidad, estos equipos llevan por nombre UPS y son costosos, pero eficientes. En todo caso, podemos utilizar reguladores de voltaje o estabilizadores de corriente para proteger nuestros ordenadores.

Mantener muchos equipos conectados a una misma toma de electricidad es peligroso y contraproducente para nuestros equipos, es por esta razón, que debemos evitar esta práctica. Para ello, podemos proceder a instalar tomacorrientes dobles o triples y muchas más tomas de electricidad en la periferia del equipo.

Condiciones de operación adecuadas

Mantener condiciones de operaciones adecuadas, permite a los usuarios mantener protegido el equipo ante los embates del ambiente. Una de las principales medidas preventivas es evitar la humedad excesiva en la zona en donde tenemos el ordenador, podemos utilizar desecantes o deshumificadores, de esta manera, evitamos una alta humedad que pueda dañar los equipos.

Otro punto a tomar en cuenta, es tener una eficiente pantalla protectora anti-sol, de manera, que los equipos no queden expuestos a radiación ultravioleta. Una de las opciones más utilizadas, es colocar cortinas, persianas o papel ahumado en las ventanas cercanas a los ordenadores.

Sistemas de enfriamiento

Por supuesto, mantener una buena ventilación es fundamental para proteger los equipos de diferentes tipos de sobrecalentamiento, y si tenemos zonas bajo ambiente artificial (como aires acondicionados o ventiladores que permitan un mejor enfriamiento de los dispositivos del ordenador), podremos mantener las condiciones de operación del ordenador en óptimas condiciones y evitar posibles daños al equipo.

Mantenimiento de software

Mantener el software y el sistema operando correctamente, evita que los equipos trabajen en exceso y que puedan dañarse, siendo vital para mantener los datos a salvo ante cualquier eventualidad, es por esta razón, que realizar procesos de limpieza y reparación de registros y elementos de software puede ayudar a mantener nuestros equipos en buen estado.