Cómo los ERP ayudan a las PYMES de hoy en día

Al contrario de lo que la mayoría de las personas piensan, un software ERP no es solo una herramienta para grandes empresas, sino que sus propias características los hacen adaptables a cualquier tipo de empresa independientemente de su sector y características propias así como de su tamaño.

Es por ello que a continuación queremos hablarte de los principales beneficios que un software ERP puede aportar a la hora de mejorar la productividad de las empresas.

1. Aumenta y mejora la calidad de la información

Un software ERP es una herramienta informática que recaba información de todos los puntos involucrados en la actividad de una empresa y su tarea productiva. Es decir, recaba información no solo, por ejemplo, de los dispositivos involucrados en su tarea sino también del capital humano relacionado con ella así como de todos los colaboradores y factores aledaños a nuestra actividad. Eso quiere decir que los software ERP pueden implementar la cantidad de información disponible para una empresa así como la calidad de la misma.

Dicha información es de más calidad por varios motivos: el primero de ellos es que se recoge en tiempo real, con lo que se mejora nuestro tiempo de respuesta. El segundo es que dicha información cuenta con más precisión acerca de cualquiera de las variables que expresa. En tercer lugar, la información es sistematizada en un solo dispositivo, por lo que ofrece una visión del conjunto accesible y exhaustiva. Posteriormente puede ser compartida con todos los equipos que queramos.

2. Mejora el aprovechamiento de los recursos

Una de las consecuencias del implemento del control sobre todas las variables involucradas en la actividad de una empresa tal y como la hemos descrito en el punto anterior es que mejora notablemente el aprovechamiento de recursos tanto materiales como humanos. En efecto, un control más exhaustivo de todas las variables implicadas en la producción hace que podamos identificar con mayor facilidad los posibles errores o faltas de eficacia que se están dando en la cadena de producción, distribución, etc.

Eso hace que podamos mejorar nuestra productividad teniendo en cuenta que esta es la relación que existe entre la cantidad de bienes o productos producidos y la cantidad de recursos empleados para ello. De esa forma, podemos hacer que estos últimos sean optimizados y con ello la relación que existe entre los dos factores. Todo ello se traduce en un mejor estado financiero de nuestra empresa y naturalmente en una mayor oportunidad para poder realizar nuevas inversiones y mejoras en nuestra propia empresa como consecuencia de la nueva disponibilidad de recursos. Este aspecto es fundamental en el caso de las PYME que requieren de cualquier recurso para poder llevar a cabo su crecimiento.

3. Mejora la calidad del producto y el servicio

Sumando los anteriores puntos, tenemos otra consecuencia de vital importancia a la hora de analizar las ventajas que un software ERP pueden tener para las PYMES. Mejorar el proceso productivo, eliminar de él los posibles fallos que puedan producirse, subsanarlos antes de que lleguen a nuestro cliente o colaborador y, en general, supervisar todas las variables involucradas en el proceso productivo, hacen que la calidad de nuestro producto aumente notablemente.

Esto no es solo el resultado de optimizar el proceso de producción y poder obtener lo mismo con menos recursos sino que al mismo tiempo es una notable ventaja que quiere decir que por el mismo coste disponemos de mejor producto. Naturalmente, dicha calidad repercute positivamente también sobre la imagen de nuestra propia empresa y sobre la opinión de nuestros clientes y colaboradores contribuyendo con ello a su fidelización.

4. Automatiza procesos

Un software ERP es una herramienta informática programable y con una naturaleza modular. Esto último quiere decir que puede construirse por bloques haciendo que se adapte no solo a las características de nuestro propio sector sino también a las de nuestra propia empresa. Es decir: podemos construir el software ERP que necesitamos y actualizarlo permanentemente según nuestras propias necesidades.

Junto con dicha flexibilidad está el hecho de que un software ERP nos permite automatizar y programar procesos relacionados con la actividad de la empresa y sus sectores tales como compras, stock, producción, órdenes internas, etc. con lo que nos permite ahorrar mucho tiempo que generalmente debe dedicarse en la gestión de una compañía y que podremos emplear para mejorar su desarrollo y actividad.

Un software ERP es así un excelente aliado de quienes deben gestionar una empresa por permitirle automatizar sus decisiones.

5. Mejora la coordinación

Por último, aunque de hecho existen muchos más beneficios que te animamos a descubrir por ti mismo, un software ERP está indicado también para PYMES gracias a que consigue implementar la coordinación entre todos los departamentos y partes de una empresa. En efecto, la información llega de todos ellos, se centraliza y posteriormente se redistribuye ya sistematizada y como un conjunto, por lo que es también posible mejorar la cohesión y productividad de cada uno de los departamentos como consecuencia de que conoce la actividad del conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *