¿Cómo guardar tus configuraciones de Word?

Una de las herramientas más utilizadas del paquete de Microsoft Office es Word. Este procesador de texto es muy simple de utilizar y extremadamente configurable y adaptable a los gustos y preferencias de cada usuario, de allí su enorme popularidad. Sin embargo en muchas ocasiones las configuraciones personalizadas que tengamos en el Word pueden desaparecer de golpe, llevándonos a pasar un mal rato y perder tiempo volviendo a personalizar dicho procesador de texto.

Es por esta razón que te traemos un pequeño tutorial donde te explicaremos de manera sencilla cómo guardar tus configuraciones de Word, para que nunca más las pierdas pase lo que pase con tu computadora o portátil.

¿Por qué desaparece la configuración personalizada de Word?

Lo que debes saber es que Word guarda las configuraciones en un archivo llamado normal.dotm, el cual puede cambiar la extensión según la versión a .dor o .dotx. Cuando ocurre una falla o por alguna acción desaparece dicho archivo Word no puede trabajar, y automáticamente crea uno nuevo con valores predeterminados de Microsoft. Ahora que ya sabes la causa del problema, es momento de que pongas manos a la obra y sigas algunos pasos para resguardar este archivo.

Guarda tu configuración de manera eficiente

Lo primero que debes hacer es dirigirte a la carpeta de plantillas de Word, para ello  teclea Windows+R y escribe la siguiente sentencia: %appdata%\microsoft\templates. Ahora se abrirá la carpeta que deseas. Esta debe ser tu prioridad para crear una copia de seguridad o un respaldo, con este “Seguro”, podrás recuperar la configuración de tu Word, con tan sólo copiar la carpeta de respaldo en su destino o simplemente copiar el archivo normal.dotm respaldado en la carpeta de plantillas.

Ahora si has perdido la configuración y no cuentas con el respaldo, no desesperes, tienes una nueva opción para recuperarla. Tendrás que dirigirte a la carpeta de plantillas y seleccionar el archivo normal.dotm por defecto y hacer clic derecho sobre dicho archivo y elegir la opción “Restaurar versión previa”. En la mayoría de los casos funciona, de lo contrario podrás utilizar un software recuperador para ver si puedes obtener el archivo perdido, pero será mucho más difícil, es por ello que debes resguardar la carpeta que te hemos indicado con anterioridad para evitar la pérdida total de la configuración de tu procesador de texto.

Como puedes ver es un proceso simple, que no requiere de expertos, sólo algo de tiempo y curiosidad de tu parte. Esperamos que lo pongas en práctica para que evites malos ratos con este procesador de texto tan popular alrededor del mundo.