Cómo funciona un cliente de e-mail

El envío y la recepción de correo electrónico, son tareas que se realizan a diario y, la mayoría de las veces, son realizadas de forma directa por un cliente de correo electrónico. Seguidamente, veremos qué son estos clientes de correo electrónico y cómo funcionan los clientes de e-mail, para así contar con la información necesaria, a fin de seleccionar el que mejor se adapte a nuestras necesidades o a las características de nuestro PC.

Cliente de e-mail

Un cliente de e-mail o un cliente de correo electrónico, es un programa que permite a los usuarios enviar y recibir correo electrónico desde una interfaz atractiva, así como, gestionar eficientemente una cuenta de correo.

como-funciona-un-cliente-de-email-1

Figura 1: Cliente de e-mail

Usualmente, son llamados Mail User Agent (MUA) y han sido diseñados para ser programas simples y ligeros que permitan leer cómodamente los mensajes que llegan a nuestras bandejas de entrada. Pero, también deben ser capaces de comunicarse con otras herramientas que nos permitan enviar y recibir mensajes utilizando diversos protocolos, para mantenernos comunicados con usuarios de todo el mundo.

Características que hacen atractivo a un cliente de correo electrónico

como-funciona-un-cliente-de-email-2

Figura 2: CLiente de e-mail

Existe una gran cantidad de clientes de e-mail que podemos utilizar, cada uno de ellos cuenta con una enorme cantidad de características y detalles que los hacen destacar sobre sus competidores. Como norma general, existen dos tipos de características que son tomadas en cuenta durante el proceso de selección de clientes de e-mail, estas son las siguientes:

  • Facilidad de instalación y configuración.
  • Compatibilidad con diversos programas que tengamos instalados en el ordenador, para que podamos sincronizarnos con estos sin inconveniente alguno.
como-funciona-un-cliente-de-email-3

Figura 3: Cliente de correo electrónico

Como podemos ver, la principal preocupación de los usuarios de los clientes de correo electrónico es la facilidad de uso y la compatibilidad, aunque existen otras características igualmente importantes, como el nivel de seguridad, la rapidez de trabajo y por supuesto el soporte de idiomas. Pero, todas estas características serán subjetivas, ya que cada usuario tiene requerimientos diferentes y es por esta razón, que existe una gran cantidad de programas en el mercado que intentan satisfacer las necesidades de gestión de e-mail.

Cómo funcionan los clientes de e-mail

Los clientes de correo electrónico, se comunican con los servidores de correo electrónico, de esta manera, envian y reciben mensajes de forma segura, utilizando los protocolos POP3 y SMTP. A continuación, veremos el funcionamiento de los clientes de correo cuando envían y reciben mensajes.

como-funciona-un-cliente-de-email-1

Figura 4: Thunderbird

Recibiendo correos electrónicos

Para recibir mensajes de correo electrónico que proceden del servidor de correos, el usuario debe dar al cliente una cantidad de órdenes de configuración que permitan recibir mensajes por el puerto 110.

De este modo, el cliente funcionará como una especie de mensajero que se encarga de ir al servidor y recoger todos los mensajes recibidos y colocarlos en el buzón de entrada con un histórico de tareas actualizado.

Enviando correos electrónicos

El proceso de enviar correos electrónicos a través de un cliente de correos es simple; una vez creado y enviado el mensaje, una copia del mensaje irá a la bandeja de salida, mientras que otra copia será enviada al servidor de correo electrónico que se encargará de enviar el mensaje a su destino final.

sylpheed

sylpheed

Posibles causas que limiten o anulen el uso de clientes de correo electrónico

Existen muchas causas que puedan limitar el uso de cualquier cliente de correo electrónico, una de estas puede ser, que el equipo en donde nos encontremos trabajando cuente con un programa de gestión de tráfico web para gestionar el funcionamiento de los protocolos POP3 y SMTP.

El uso de cortafuegos y antivirus también pueden obstaculizar el uso de los clientes de correo electrónico. Asimismo, un mal funcionamiento de los dispositivos de conexión de redes pueden ser un elemento fundamental en la paralización del funcionamiento de cualquier cliente de correo electrónico.