Cómo evitar que el antivirus baje el rendimiento de tu computadora

El uso de antivirus modernos puede mermar el rendimiento de tu computadora o tu ordenador. Esto se debe a que los antivirus utilizan un sistema de análisis en tiempo real y un mecanismo heurístico para reconocer amenazas, los cuales consumen grandes cantidades de recursos, lo que se traduce en ralentizar tu equipo. Seguidamente, veremos cómo evitar que el antivirus baje el rendimiento de nuestra computadora.

Cómo funcionan los antivirus 

Lo primero que debes conocer es cómo funcionan los antivirus, para que puedas tener una idea de la cantidad de recursos que pueden consumir en tu computadora u ordenador. Estos programas de protección informática trabajan de dos formas en tiempo real: Protección en todo momento (la cual es la más utilizada en la actualidad por los antivirus) y bajo demanda (estos trabajan sólo cuando el usuario lo desea).

Los antivirus bajan el rednimiento de tu computadora.

Los antivirus bajan el rednimiento de tu computadora. Imagen de: AALISHAN MATRIX. Bajo licencia CC BY 2.0.

Además los antivirus utilizan un sistema heurístico que trabaja analizando los archivos y comparándolos con patrones de amenazas, de manera que la inteligencia artificial pueda tomar una decisión sobre una potencial amenaza.

Los sistemas heurísticos tienden a consumir una enorme cantidad de recursos y si trabajan en tiempo real, la merma del rendimiento del equipo será notable, sobre todo, si tu memoria RAM es limitada. De manera que el funcionamiento del antivirus es potencialmente peligroso para el rendimiento de tu equipo cuando la memoria es limitada, es por esto que te vamos a describir cómo evitar que el antivirus baje el rendimiento de tu computadora. 

Cómo evitar que el antivirus baje el rendimiento de tu computadora 

El uso de la portección en tiempo real requiere grandes cantidades de recursos de tu computadora.

El uso de la portección en tiempo real requiere grandes cantidades de recursos de tu computadora. Imagen de: Sergey Galyonkin. Bajo licencia CC BY-SA 2.0.

El primer paso que debes realizar, es hacer un análisis del grado de protección que deseas para tu equipo o computadora. Si no requieres grandes sistemas de seguridad puedes deshabilitar la ejecución automática al inicio del sistema, de manera que el antivirus se ejecute sólo cuando desees hacerlo. También, puedes seleccionar un antivirus del tipo bajo demanda que consumen menos recursos pero sacrifican la protección en tiempo real, éstos si se mantienen bien actualizados y ejecutados diariamente, pueden mantener limpio de amenazas a tu equipo liberando recursos vitales para su funcionamiento.

Si no deseas eliminar la protección en tiempo real, puedes configurar el antivirus para que baje la intensidad del sistema heurístico, exigiendo menos recursos del sistema. También, puedes deshabilitar la opción del sistema heurístico si no requieres protección a gran escala.

Los antivirus modernos tienden a consumir grandes cantidades de memoria RAM.

Los antivirus modernos tienden a consumir grandes cantidades de memoria RAM. Imagen de: kerolic. Bajo licencia CC BY 2.0.

Otra tarea que puedes realizar para evitar que el antivirus baje el rendimiento de tu computadora es configurar el antivirus para que sólo ejecute el análisis en archivos nuevos, de modo que estos análisis sean más cortos y consuman menos recursos. Por último, siempre podrás suspender los escudos o la protección en tiempo real del antivirus de manera temporal mientras realizas tareas exigentes, de modo que se liberen los recursos necesarios para trabajar, y al finalizar tu tarea, puedes activar nuevamente la protección en tiempo real.