¿Cómo escoger un servidor para alojar mi sitio web?

Figura 1: Funcionamiento del servicio web

Cuando creamos una página o sitio web, es necesario contar con dos servicios: Dominio y alojamiento. De estos dos servicios, el más importante es el alojamiento, ya que sin éste la página o sitio web no será visible en Internet. Pero, para entender mejor esto, es necesario definir alojamiento.

Alojamiento web

En términos generales podemos definir un alojamiento, como un espacio de disco dentro de un servidor web, que nos permitirá insertar archivos de hipertexto (HTML) o archivos web, para que puedan ser vistos por otros ordenadores conectados a una red (en este caso Internet). Es por esta razón, que el alojamiento es necesario para que nuestras páginas web puedan verse en Internet desde cualquier equipo.

El funcionamiento de este servicio es muy simple, cada vez que alguien visita un sitio web, lo que está haciendo realmente es ver los archivos web que se encuentran ubicados en los servidores que prestan el servicio de alojamiento.

Figura 2: Servidores web

¿Qué es un servidor web?

Un servidor web es un PC u ordenador que está conectado a Internet las 24 horas del día. Este tipo de equipos cuentan con una enorme capacidad de almacenamiento (discos duros de gran tamaño). También, cuentan con una memoria RAM enorme y una velocidad de conexión a Internet muy superior a los PC´s domésticos y de oficina.

Tipos de servidores web

Los servidores web se clasifican según el servicio de alojamiento que ofrecen, algunos son gratuitos y otros son de pago.

Los servidores web gratuitos ofrecen un servicio de alojamiento, en el cual no pagamos con dinero, pero por lo general nos exigen que adicionemos publicidad del servicio en nuestros sitios web. Mientras que los servidores de pago, como su nombre lo indica, ofrecen un servicio con gran cantidad de utilidades y ventajas e incluso soporte, por un pago mensual.

Figura 3: Filas de servidores web

¿Cómo escoger un servidor web para mi sitio?

Esta pregunta es un poco complicada, porque hay que tener en cuenta una gran cantidad de factores, como:

  • La cantidad de espacio en MB que ofrece el servicio para alojar nuestras páginas web
  • La capacidad de gestionar los archivos vía FTP
  • Soporte para scripts perl y python, php, ASP, etc
  • Tipo de dirección web que ofrecen
  • Tasa de transferencia de archivos mensuales

    Por supuesto, los servidores de pago prestan un mejor servicio, mucho más personalizado y ofrecen soporte técnico y paneles de control amigables, así como plantillas y demás comodidades completamente instaladas en nuestro servicio de alojamiento.

    Mientras que los servidores web gratuitos, por lo general son poco fiables, ya que muchas veces dejan de prestar el servicio sin previo aviso, por lo que perdemos nuestros archivos web alojados y los sitios quedan fuera de la red. Además, son mucho más trabajosos y muestran en la mayoría de los casos publicidad del hosting en nuestro sitio.

    Debemos tener en cuenta todos estos factores cuando escojamos un servidor web para nuestro sitio, así como realizar un análisis de precio y rendimiento, para poder determinar cual es la mejor opción para nosotros. Algunas veces podremos utilizar un alojamiento gratuito, pero si nuestro sitio es comercial o de negocios, siempre es mejor optar por un servicio de pago, los cuales por lo general son bastante económicos y cuentan con excelente rendimiento.