Cómo elegir un procesador para el PC (III)

corei5

Figura 1: Procesador Intel Core i5

Viene de: Cómo elegir un procesador para el PC (II)

En la segunda parte de este artículo, estuvimos describiendo las características a tener en cuenta durante el proceso de elección de un  procesador para nuestro PC, así como también, algunas características de hardware a considerar, como la placa madre y la placa de video.

En esta tercera y última parte, estaremos revisando algunas generalidades a considerar durante el proceso de selección de un procesador.

Generalidades a tener en cuenta al elegir un procesador

Como hemos descrito en las partes anteriores de este artículo, el uso que se le dará al ordenador es fundamental cuando vamos a elegir un procesador. Seguidamente, describiremos algunas generalidades a tener en cuenta para elegir nuestro procesador:

Uso de oficina

Si nuestro PC va a ser utilizado principalmente o exclusivamente para realizar tareas de oficina y trabajar con suites ofimáticas, no será necesario la adquisición de un procesador de alta tecnología, ya que incluso un procesador simple de un solo núcleo nos vendría bien, aunque lo ideal sería un procesador de doble núcleo, de gama baja o media, de acuerdo a la cantidad de datos que se manejarán en el equipo.

amd-intel

Figura 2: Procesadores

Para entretenimiento

Si nuestro PC se utilizará mayoritariamente para entretenimiento, es decir, aplicaciones multimedia y videojuegos, la mejor opción es un procesador de doble núcleo de gama media. En este sentido, podemos decir que los juegos aprovechan mejor un procesador de doble núcleo que uno de 4 ó de 3, pero la decisión de adquirir uno de mayores prestaciones dependerá del presupuesto que se tenga.

Aplicaciones específicas y avanzadas de procesamiento de imagen, video y audio

Para los usuarios que trabajarán con aplicaciones avanzadas de diseño de imágenes, audio y video, es recomendable escoger un procesador de más de dos núcleos, ya que estas aplicaciones trabajan mejor con este tipo de procesadores y aprovechan al máximo su estructura.

164_745_core i3 550 processor

Figura 3: Intel Core i3

El Caché

El Caché es otro factor a tener en cuenta durante el proceso de selección del procesador. El caché no es otra cosa que una memoria asociada al núcleo del procesador, que ayuda a este a almacenar datos que facilitarán los cálculos y todos los procesos realizados por el procesador.

Se recomienda elegir un procesador con mayor cantidad de caché, aunque este no es un factor determinante en la elección de un buen procesador para nuestro PC.