Como cuidar y limpiar una pantalla LCD

Actualmente, el uso de los monitores del tipo plano está en boga, ya que consumen menos energía eléctrica y ocupan menos espacio. Existen dos tipos de pantalla plana, las de plasma y las de LCD, las más utilizadas son las de LCD, ya que duran mucho más tiempo y permiten realizar diversas funciones. En este artículo, veremos cómo cuidar y limpiar una pantalla LCD.

como-cuidar-y-limpiar-un-monitor-LCD-1

Figura 1: Kit de limpieza para monitores LCD

Pantalla LCD

Las pantallas LCD son una opción bastante interesante, ya que son bastante delgadas y completamente planas, utilizándolas podemos tener acceso a un sistema de visualización de gran calidad y en muchos casos en alta definición.

Las pantallas LCD están diseñadas para trabajar con diminutos puntos que conforman la imagen, de este modo, la definición es mucho mejor que en otras opciones de video. Estas pantallas están creadas con dos pantallas de cristal polarizante y entre estas capas se adiciona una película de cristal líquido. Al ser excitados estos mini cristales por la energía eléctrica, estos se alinean para bloquear el paso de la luz y crear una imagen.

El nombre LCD se deriva de pantallas de cristal líquido por sus siglas en inglés y cuenta con una tecnología ambiental bien estructurada, que permite consumir menos energía durante su uso y reduce las emisiones tóxicas.

como-cuidar-y-limpiar-un-monitor-LCD-2

Fgura 2: Pantalla LCD

 

Medidas de cuidado preventivas

Los monitores LCD son artefactos bastante frágiles, por lo tanto, se debe tener un cuidado minucioso para evitar que la capa de cristal líquido se rompa, de lo contrario, podremos visualizar una merma en la calidad de la imagen con la aparición de líneas verticales negras sobre el despliegue de la pantalla.

Para evitar este tipo de daño, es conveniente evitar presionar con fuerza o manipular de manera brusca el monitor, de esta manera, evitaremos que los cristales se muevan y se dañe el panel interno del monitor.

como-cuidar-y-limpiar-un-monitor-LCD-3

Figura 3: Monitor LCD

Otro punto a tomar en cuenta es mantener el monitor LCD en un sitio fijo y seguro en donde no pueda caerle nada encima, y por seguridad y prevención, es conveniente proteger la alimentación de corriente eléctrica con un regulador de voltaje o un UPS, según sea el gusto del usuario.

Podemos ver que la protección anti golpes es importante, pero también debemos tomar en cuenta que el contacto con el polvo puede dañar nuestro monitor LCD. Para ello, debemos realizar tareas de limpieza simples, pero diferentes, a las que utilizamos para pantallas de vidrio, ya que por lo general, los químicos utilizados para limpiar vidrio son abrasivos y pueden dañar nuestra pantalla LCD.

Limpiando nuestra pantalla LCD de polvo

como-cuidar-y-limpiar-un-monitor-LCD-4

Figura 4: Limpiando pantalla LCD


Lo primero que debemos hacer, es adquirir unos paños de microfibra y limpiador especial para pantallas TFT. Estos limpiadores pueden encontrarse en tiendas especializadas y son dieléctricos, de modo que no causan daño al cristal.

Debemos destacar que este tipo de pantalla atrae mucho el polvo y la suciedad, ya que se encuentran cargadas eléctricamente, es por esta razón, que el polvo y las marcas de dedos aparecen con mucha frecuencia en los LCD.

Para evitar que durante la limpieza se vuelvan a adherir partículas de polvo, debemos limpiar previamente la mesa y eliminar el polvo de la zona en donde vamos a limpiar el monitor LCD.

Antes de empezar con la limpieza, desconectamos el monitor y lo colocamos en una superficie sólida en donde esté seguro y no pueda caerse. Una vez hecho esto, tomamos el paño de micro fibra (o el paño especial que viene con el líquido limpiador), lo impregnamos de dicho líquido y lo pasamos cuidadosamente sobre la superficie de la pantalla, hasta que quede completamente limpia.

Debemos evitar utilizar papel toalla o cualquier tipo de papel y mucho menos, paños de fibras sintéticas que no sean de microfibra, ya que dejan residuos en la superficie de la pantalla y pueden dañar los pixeles. La pantalla debe quedar completamente seca, ya que cualquier resto de humedad sobre ella, cuando la encendamos, puede causarle daño a dicha pantalla.

Por supuesto, debemos evitar raspar o presionar duro la pantalla, de manera que no causemos daño a los píxeles y deterioremos la imagen.

Una vez limpia la pantalla, podemos utilizar un paño seco para la parte posterior y plástica del monitor y para el cable de poder y de conexión al PC. Cuando culminemos, es momento de dejar reposar por un par de minutos el monitor LCD, para luego enviarlo a su lugar de origen, conectarlo al PC y encenderlo para disfrutar del video ahora con mucha más claridad.

Podemos ver que mantener un monitor LCD es bastante simple, siguiendo estos consejos, podemos hacer que se vea siempre clara y limpia y podremos disfrutar del equipo durante más años.