Cómo crear un disco de rescate para Windows 7

Figura 1: Windows 7

Los sistemas operativos, por muy eficientes que sean, siempre están expuestos a errores y fallos, que en muchas ocasiones acarrean pérdida de datos o daño en el arranque del sistema.

Para evitar estas averías, es recomendable tener un “Disco de Rescate”, con el que podemos tratar de recuperar la información del disco duro e incluso, reparar el daño ocurrido en el sistema.

Por supuesto, Windows 7 no escapa al uso de discos de rescate o de recuperación y, en este artículo, veremos cómo realizar un disco de rescate de forma rápida y sencilla para Windows 7.

Discos de rescate o recuperación

Los discos de rescate o discos de recuperación, son CD’s que cuentan con elementos que les permiten ingresar directamente al sistema operativo, sin necesidad de instalar nada, así como también  al almacén oculto del sistema operativo, en donde tendrán acceso a los programas necesarios para recuperar el sistema operativo y eliminar la falla.

Podemos decir entonces, que es un disco con el que podemos reparar casi cualquier error generado en nuestro sistema. Es por esta razón, que es muy importante contar con un disco de rescate, sobre todo en situaciones donde no contamos con el disco de instalación del sistema, el cual, también hace las funciones de disco de rescate.

Proceso de creación del disco de rescate

Lo primero que vamos a hacer, es ir al Menú Inicio y elegir la opción “Panel de Control”, luego seleccionamos “Copias de seguridad y restauración” y por último escogemos “Crear un disco de restauración del sistema” (Ver figura 2).

Figura 2: Crear un disco de restauración del sistema

Seguidamente, aparecerá una nueva ventana emergente donde elegiremos la unidad óptica a utilizar. Previamente, debemos colocar un disco virgen en la unidad a elegir, luego seleccionamos la grabadora en la ventana emergente y hacemos clic en el botón “Crear disco” (Ver figura 3).

Figura 3: Crear disco

Una vez hecho esto, comenzará el proceso de creación de nuestro disco de rescate o recuperación. Este proceso puede tardar algunos minutos (Ver figura 4).

Figura 4: Creación de disco de rescate

Culminado el proceso, el asistente mostrará una ventana de información en la que podemos leer que se ha creado el disco de rescate para nuestro sistema Windows 7. Ahora, hacemos clic en el botón “Cerrar” y retiramos el disco de la unidad óptica (Ver figura 5).

Figura 5: Finalización de proceso de creación de disco de rescate

Para finalizar, identificamos bien nuestro disco de rescate y lo guardamos en un lugar seguro, en donde no esté expuesto a humedad o a luz solar directa, ya que será nuestra herramienta de rescate para cualquier eventualidad con el sistema operativo.