Características principales del Blu-Ray

Los discos Blu-Ray vienen a representar la más reciente tecnología de almacenamiento de información con el que podemos llegar a contar en un momento determinado.

Éstos vienen a ser discos ópticos similares a los DVD o CD, esto en cuanto a la apariencia física, ya que en todos estos casos se tiene un diámetro de 12 cm que viene a ser el estándar de medida para la bandeja de entrada del dispositivo correspondiente.

El Blu-Ray ha superado a todos los dispositivos similares que le precedieron, incluidos en ellos el HD-DVD. El nombre que se le ha dado es en realidad porque este tiene la capacidad de almacenar información gracias a que el dispositivo que lo contiene emite una luz láser de color azul o violeta de 405 nm. En el caso de los discos DVD, la situación es diferente, ya que aquí en cambio la luz láser es de color rojo y con una intensidad de 650 nanómetros.

Al nombre que le caracteriza a la luz que habíamos mencionado antes, se le tuvo que quitar la letra “e” debido a que en muchos países a nivel del mundo no se puede utilizar palabras comunes con motivo comercial.

Normalmente una capa de disco Blu-Ray puede almacenar cerca de 25 GB de información, habiendo discos ópticos de esa tecnología que disponen cuatro capas y que por tanto llegan a almacenar 100 GB de información total. La velocidad actual de transferencia de datos que tienen estos discos viene a ser de 36 mbps, analizándose la posibilidad de aumentar esta velocidad a unos 82 mbps.

La superficie de la que consta el Blu-Ray es resistente a todo tipo de rayaduras debido a un material llamado como Durabis que viene a formar la última capa de protección física de estos discos.