All-In-One vs PC: Cuál es mejor

Si tienes equipos informáticos en casa, de seguro, ya has identificado cuales son las ventajas y desventajas de cada uno de ellos. Pero si estas buscando un equipo nuevo y no te decides aún entre un PC y un All-In-One, este artículo es para ti, ya que describiremos los pro y los contra de cada uno de estos equipos. PC

Comodidad y consumo óptimo 

Uno de los principales atractivos que buscamos en un equipo informático es su comodidad, y por supuesto, su bajo consumo de energía. Estas características vienen dadas en casi todos los equipos modernos, diseñados para bajar al máximo el consumo energético. Sin embargo, en la comodidad, el All-In-One tiene todas las de ganar, ya que al ser más delgado y ligero, sin dejar de lado su diseño que integra hasta el monitor, permite al usuario ubicarlo en lugares pequeños y movilizarlo con comodidad, además de estar equipado de fábrica para tomar acceso a WiFi, sin tener que adicionar dispositivo alguno. Mientras que el PC es mucho más pesado y aparatoso, y requiere de elementos extras para las conexiones inalámbricas.

Mantenimiento 

PC vs All-In-One

 

El mantenimiento es vital para poder tener un equipo funcionando de manera óptima. El PC tradicional o computadora de escritorio, ofrece mejores opciones de mantenimiento, ya que es mucho más cómodo y sencillo retirar la tapa de la caja y realizar labores de mantenimiento de hardware preventivo. Además, estos equipos ofrecen la posibilidad de adicionar elementos que mejoren las condiciones de operación, como sistemas de enfriamiento más sofisticados, permitiendo prolongar el tiempo de vida útil del equipo y eludir averías repetitivas que tiene que ver con la temperatura interna del equipo. Definitivamente, este round lo gana con mucha ventaja el PC.

Refracciones y upgrades

 

En cuanto a las refracciones es mucho más simple y rápido conseguir cualquier tipo de dispositivo o repuesto para un equipo de escritorio, que para un All-In-One, ya que estos equipos tan sólo permiten cambio de RAM y quizás de discos rígidos SSD, anulando cualquier tipo de opción de upgrade que deseemos. Mientras que el PC, puede creer tanto como lo desee el usuario, llegando a ser un equipo 100% personalizado y tan poderoso como lo deseemos. Otro punto para el PC. 

All-In-One

Diseño 

El apartado visual y de diseño físico, lo gana el All-In-One, ya que son equipos estilizados y muy fáciles de utilizar, mucho más ergonómicos y más silenciosos que los equipos de sobremesa tradicionales tipo PC. Así que si eres un usuario que toma en cuenta este tipo de factores, es mejor seleccionar el All-In-One.

Podemos decir entonces que si prefieres potencia y rendimiento del equipo, deberías seleccionar el PC, pero si lo tuyo es la imagen y la comodidad, el All-In-One es el equipo que deseas.