3 formas de ocultar la dirección IP

Cuando tienes acceso a Internet, tu proveedor de servicios de Internet (ISP por sus siglas en inglés) te asigna una dirección IP. Pero cuando quieres descargar una película o revisar tu correo electrónico, tu actividad puede ser fácilmente monitoreada conociendo tu dirección IP.

Esta dirección, puede ser utilizada para localizar a una persona y monitorear su actividad en la Internet. Sin embargo, puedes navegar de manera anónima y proteger tu privacidad, solo necesitas saber cómo ocultar tu dirección IP real.

¿Qué es una dirección IP?

Antes de comenzar, es importante aclarar este punto. La dirección IP no es más que una manera de identificar dos dispositivos conectados en una red. De esta manera puede enviar y recibir información entre sí.

Existen muchas maneras de ocultar la dirección IP, pero solo pocas son realmente efectivas. Aquí tienes tres formas de ocultar la dirección IP exitosamente.

1.     Ocultar la dirección IP con una VPN

Esta es la mejor manera para ocultar una dirección IP. Consiste en conectarse a una red privada virtual,  donde tu PC recibe otra dirección IP. De esta manera, todo el tráfico de datos de tu ordenador se enrutará a través de la red VPN. Por lo que tu dirección IP real estará oculta.

Por otro lado, además de ocultar tu dirección IP, al usar una VPN también podrás acceder a cualquier red que esté geo-restringida. Existen muchas VPN gratuitas que puedes utilizar, aunque siempre será una mejor opción utilizar una paga.

2. Proxy

Esta no es la manera más efectiva para navegar por internet anónimamente pero también funciona. Existen miles de servidores proxy en la web que son totalmente gratuitos y que te permitirán ocultar tu dirección IP, navegando anónimamente.

Al navegar a través de un proxy significa que no accederás directamente a un sitio web, sino que estarás pasando por un servidor intermedio. Este servidor retransmite la información entre el sitio web y tu ordenador.

3. Utilizando el navegador Tor

Tor es un explorador gratuito que utiliza una red distribuida de retransmisores para conectarse a Internet de manera anónima. El navegador Tor al igual que Chrome y Firefox te permite utilizar la red Tor para navegar anónimamente sin revelar tu dirección IP. Claro, primero será necesario descargar una versión compatible con el sistema operativo de tu ordenador.

El problema es que debido a que Tor utiliza una red de relés distribuidos, el rendimiento es mucho más lento que otros navegadores que se conectan directamente a Internet. Sin embargo, es la opción más segura ya que utiliza un cifrado de alta resistencia, por lo que tus datos, seguridad y privacidad estarán bien cubiertos.

Estas son las mejores formas de ocultar una dirección IP. Además de navegar anónimamente, también te permitirán saltar ciertos filtros de seguridad impuestos por la empresa donde trabajes, la universidad o el país donde vives.