Correo electrónico: Historia, funcionamiento y programas gestores

1 comentario


El correo electrónico que hoy en día es tan habitual y masivo, que es difícil imaginarse un mundo sin él, pero la verdad es que en sus inicios en los años 60`s y la primera parte de su historia, no se parecía en nada al e-mail que conocemos actualmente. En Culturación, queremos que conozcan más sobre el correo electrónico, la forma en que funciona y los programas que les pueden ser útiles para su gestión en la computadora.

Un poco de historia

En un principio, el correo electrónico original era muy sencillo. Habían unas aplicaciones encargadas de gestionar los envíos y las recepciones de correos, que lo único que hacían era añadir  los mensajes uno tras otro a un único archivo ubicado en el ordenador del usuario.Estos mensajes se iban añadiendo uno tras otro al final del archivo, como si de un mismo mensaje se tratase, por consiguiente, era el propio usuario el que tenia que moverse por el susodicho archivo para encontrar de manera manual los nuevos mensajes entrantes que se iban añadiendo de manera automatica, el cual siempre estaba en un constante crecimiento.

Otra de las pegas y limitaciones que tenía, era que este sistema tan solo era válido para enviar mensajes dentro de una misma red de computadoras que estuvieran compartiendo sistema.

El primer envío y recepción de correo electrónico de forma eficaz se realizo en 1971 por un especialista ingeniero de informática y computación llamado Ray Tomlinson, el cual envió un mensaje entre dos máquinas usando la red de ARPANET, lo que hoy en día es conocido como Internet.

Además fue el precursor en usar la @ como modo de separación entre la dirección del usuario y la dirección especifica de nuestro proveedor del servicio.

El sistema de envío y recepción de correos de forma virtual a través de máquinas se hizo tan popular en la época, que en apenas dos años el trafico de este tipo de mensajes copó el 75% del volumen Arpanet.

El correo electrónico hoy en día

Afortunadamente para nosotros todo esto forma parte del pasado, y las aplicaciones de correo electrónico que hoy conocemos son auténticos archivos inteligentes que nos facilitan la tarea de enviar y recibir correos hasta estar totalmente automatizados. De esta manera, podemos contar con notificaciones instantáneas, así como de guardar bien organizados todos nuestros mensajes en directorios específicos de los cuales podemos hacer y deshacer a nuestro antojo.

Funcionamiento básico

El sistema utilizado para enviar y recibir un mensaje es muy parecido al del servicio de correos de toda la vida, así cuando enviamos un mensaje de correo electrónico a través de Internet, esto es lo que pasa:

 

Nuestro mensaje es enviado a un servidor o buzón saliente, que es el que se encargará de enviar de forma correcta el nuevo mensaje, para ello comprobará la dirección de correo, para enviarlo al correspondiente servidor o buzón de correo entrante, el cual es el que se encargará de almacenar el mensaje hasta que lo hayamos visionado o eliminado.

Aunque parezca un poco lioso, si usamos el símil del clásico cartero convencional de toda la vida, lo entenderemos perfectamente, el buzón donde nosotros depositaríamos la carta a enviar, sería en este caso el servidor saliente, entonces llegaría el Señor cartero en su vehículo de transporte, que en este caso sería el protocolo, para recoger nuestra carta y llevarlo al servidor entrante, que en este caso seria la oficina de correos de nuestra zona, donde se almacenaría hasta que el Señor cartero encargado de nuestra zona, usando de nuevo su propio transporte o protocolo, nos lo entregase depositándolo en nuestro buzón personal, en ese momento es cuando nos llegaría una notificación de nuevo correo electrónico entrante.

¿Que son los protocolos?

Los protocolos propiamente dichos son la manera en que se transportan dichos mensajes de correo electrónico a través de la red y de ellos dependen la integridad y la seguridad en el transporte de nuestros datos.

Si volviésemos a usar el símil del cartero tradicional, el protocolo sería el medio de transporte usado por éste para repartir el correo. No sería lo mismo repartir el correo de forma masiva en una furgoneta de correos, que hacerlo en un furgón blindado que nos asegurará la integridad de nuestro mensaje.

Los protocolos de transporte y acceso a correo más utilizados en la actualidad son los siguientes:

  • SMTP, POP, e IMAP

Tipos de protocolos

 SMTP

El protocolo SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) es un protocolo exclusivo para el transporte de los mensajes entre servidores, este protocolo no nos servirá para leer nuestros mensajes, ya que tan solo es un medio de transporte utilizado por los servidores para entregarse los mensajes unos a otros.

POP

El POP (Post Office Protocol), es un protocolo que nos servirá, previa identificación con nuestro nombre de usuario y contraseña, para recuperar los mensajes entrantes en un servidor y descargarlos en nuestro disco duro para poder leerlos.

Este protocolo ya va por su tercera generación, POP3, y no es necesario que estemos conectados permanentemente a Internet para recibir nuestros correos entrantes, ya que las aplicaciones gestoras de correo, se encargan cada cierto tiempo de comprobar si existen nuevos mensajes para avisarnos en modo de notificación.

IMAP

El protocolo IMAP (Internet message access protocol), es similar al POP, aunque la gran diferencia reside en que los mensajes entrantes podrán ser consultados o incluso eliminados sin tener que descargarlos previamente en nuestro disco duro.

Así  mismo, otra notable diferencia es que el acceso es instantáneo, y a diferencia del POP que va revisando según una frecuencia de tiempo estipulada los posibles nuevos correos, el IMAP lo hace de manera instantánea, y recibiríamos una notificación justo en el momento de recibir un nuevo mensaje.

Programas gestores de correo

Los programas gestores de correo, son los encargados de facilitarnos la tarea para acceder a nuestra cuenta de correo electrónico, su configuración es simple, ya que en la actualidad están totalmente automatizados y para poder utilizarlos de manera correcta no tendremos que saber ni de protocolos, ni de sistemas de actuación, ni de nada por el estilo. Tan solo con nuestra dirección completa de correo electrónico y contraseña, tendremos suficiente para que el programa configure los servidores entrantes y salientes así como los protocolos adecuados.

En la actualidad existen un gran numero de gestores de correo, ya sean específicos para un tipo de correo, como puede ser la aplicación Gmail para nuestros Smartphones que lo que hace es gestionar todas nuestras cuentas de correo que sean de Gmail. O aplicaciones que soportan múltiples cuentas de correo, aunque sean de diferentes proveedores, lo que nos permitirá desde una única aplicación controlar todas nuestras cuentas de diferentes proveedores de correo electrónico.

Uno de los principales programas para gestionar todos nuestras cuentas de correo es el Outloock de Microsoft, aunque existen alternativas gratuitas como Evolution, un gestor de correo originario de sistemas Linux y recientemente adaptado para otros sistemas operativos.

  • Leslie sanchez

    Gracias, necesitaba esa información para una tarea de informática.