Cómo mantener el procesador en óptimas condiciones (I)

Por Bulmaro Noguera el 3 de febrero del 2011 | 3 comentarios

Figura 1: Procesadores

Uno de los componentes más importantes de un ordenador es, sin lugar a dudas, el procesador, el cual forma parte del hardware interno del PC. A pesar de no estar visible, el procesador es un dispositivo que requiere mantenimiento para poder ofrecer un rendimiento óptimo y una velocidad de procesamiento aceptable.

Hoy, veremos un procedimiento sencillo para mantener nuestros procesadores en muy buen estado, alargando su vida útil.

El procesador

El concepto más sencillo de entender, es que el procesador es el dispositivo de hardware encargado del procesamiento numérico de datos, es decir, es como el cerebro del PC.

Al procesador llegan los datos binarios, que serán modificados para ser enviados a manera de orden a otros componentes del ordenador, con la finalidad de ejecutar las órdenes del usuario.

Condiciones óptimas de funcionamiento de un procesador

Para que un procesador trabaje en condiciones óptimas, debe estar bien ventilado. De esta manera, se evita que el procesador se recaliente y presente una merma en su rendimiento. Una de las causas más comunes de las averías de los procesadores, es la mala disipación de calor.

El procesador, para funcionar óptimamente, también debe estar limpio, ya que la suciedad impide la buena ventilación y puede dañar los contactos del dispositivo, generando averías si se encuentra en ambientes polvorientos por tiempo prolongado.

Figura 2: Procesador nuevo

Observaciones antes de realizar el mantenimiento

Realizar el mantenimiento de un procesador es un proceso delicado, si no cuenta con la experiencia necesaria, no retire el procesador, sólo limpie el dispositivo de disipación de calor.

Trate el procesador y el disipador de calor con mucho cuidado y delicadeza, ya que son equipos que se pueden averiar muy fácilmente y pueden tener daños irreversibles (en el caso del procesador).

Con este par de observaciones tomadas en cuenta, es momento de comenzar a realizar nuestra tarea de mantenimiento y limpieza del procesador. Para ello, necesitaremos:

  • Pinceles o brochas finas.
  • Aspiradora de mano.
  • Trozo de toalla seca o algodón.
  • Pasta térmica (opcional).
  • Espátula pequeña.

En la segunda parte de este tutorial, veremos cómo realizar el mantenimiento del procesador paso a paso y de forma segura, para dejar a este importante dispositivo y su disipador de calor, en condiciones óptimas de operación.

Sigue en: Cómo mantener el procesador en óptimas condiciones (II)

Categorías: Hardware
Etiquetas: , ,


3 menciones

Dejar un comentario