Revisar las propiedades del disco duro en Windows 7

Sin comentarios

Desde la aparición de la nueva versión del sistema operativo ofrecido por Microsoft, existe mucha atención para poder conocerlo a fondo por parte de gran cantidad de usuarios. Esto debido a las magnificas características que nos ofrece Windows 7.

Pero si por un lado nos fascina el conocer cada una de las características de Windows 7, puede ser molesto si no sabemos cómo ingresar a aquellas funciones que antes las teníamos tan fáciles en Windows XP, lo cual solo es cuestión de adaptación y conocimiento, que con el tiempo lograremos.

Si por alguna razón tenemos el presentimiento de que nuestro disco duro se encuentra mal distribuido, o con una capacidad menor a la que teníamos, podemos ingresar a revisar las propiedades y características de nuestra unidad de disco, pudiendo observar si está particionado o no, así como también el tamaño de cada una de estas divisiones.

Para lograr esto, solo tenemos que hacer el llamado de nuestro “Administrador de discos“, lo cual lo podemos lograr de dos manera diferentes:

Método Clásico.

  • Hacemos Click en “Equipo” con el botón derecho de nuestro ratón, y elegimos “Administrar
  • Una vez que se haya abierto nuestra ventana, elegimos a “Administrador de discos“, con lo que observaremos la disposición que tiene cada uno de nuestros discos duros contenidos en la computadora.

Método Avanzado.

Más bien podría decirse que es una alternativa, ya que por alguna razón el método clásico no funciona en algunas computadoras o versiones de Windows 7, por lo que indicaremos entonces la forma de acceder a la misma información, desde otra vía.

Para poder hacer esto, debemos de seguir los siguientes pasos:

  • Nos dirigimos al “Inicio de los programas
  • En primera instancia, podremos observar el espacio de “búsqueda“, en donde escribiremos “equipos“, con lo que en sus resultados tendremos a nuestro “Administrador de Equipos”

Entre ellos, simplemente debemos de hacer click en “Administrador de Equipos,” para poder seguir con los  pasos del explicados en el método clásico.