¿Cómo nos afectan nuestros dispositivos?

Existe mucha documentación en internet sobre el asunto, unos defendiendo la tesis de que tantas señales en el ambiente pueden causar cáncer y otras que ese es un mito.

Desde hace mucho se empezó a considerar que las señales que emite un teléfono móvil podría estar causando los típicos dolores de cabeza y por ende la falta de atención por mala concentración.

camara-y-laptop-copy

Otro de los puntos a mencionar fue que los ordenadores portátiles podrían causar cáncer a quienes los usen con demasiada frecuencia en su regazo.

Para todas estas situaciones hay una explicación, pero quiero hacer mención a un comentario que he leído en uno de los foros, aludiendo que si una persona se encierra en una habitación con muchos ordenadores prendidos, teléfonos móviles rondando por allí, televisores prendidos y otras más, de seguro que terminarían el día con dolores de cabeza o algo más. Pues para quien ha hecho este comentario, cuya dirección la dejo aquí para que se verifique, tengo que decirle que en muchos medios de radio y televisión se tiene esos aparatos y muchos más prendidos continuamente, y quien los opera diariamente por más de 8 horas, lo único que se le ha visto es que usa anteojos.

Esto que he comentado es la primera respuesta a esas suposiciones, pues si bien es cierto que podrían afectar a determinado número de personas por ser hipersensibles, esto no se aplica a todo el mundo.

Si alguien termina el día su trabajo con dolores de cabeza, lo más lógico es que la frecuencia de refresco de la pantalla de su ordenador no es la adecuada, pues los 60 Hz pueden tener determinada velocidad de parpadeo que no se nota a simple  vista. Es decir, en términos un poco técnicos, la frecuencia de ojo no es la misma de la frecuencia de la pantalla. Un ejemplo de ello podrán algunos observar si, con una cámara de video la ponen al frente del ordenador, notarán que sube una pequeña franja, misma que sin la cámara no se la ve. Para evitar este inconveniente a muchas de las cámaras se las suele calibrar a la misma frecuencia de la pantalla del ordenador, así la barra se pierde. Algunos usuarios suelen utilizar una frecuencia de 72 Hz como refresco para no tener esos dolores de cabeza.

Sobre el otro comentario, que al tener demasiado tiempo un ordenador portátil en el regazo del usuario puede ocasionar cáncer o algo similar, la situación no es totalmente en ese sentido, ya que lo real es que un ordenador portátil genera demasiado calor, lo cual se ve reflejado en la base del mismo, y al tener un contacto directo con el regazo de quien lo sostiene, lo que puede provocar es una disminución en el numero de esperma de usuario, provocando una posible condición de esterilidad.

Cada día aumenta más el área tecnológica y nos vemos inmersos en ello, así que es difícil llegar a pensar que tantos estudios que son en millones de dólares para un progreso de desarrollo, no hayan tomado en cuenta a la salud que es parte de todos, incluso de los mismos desarrolladores e inventores.